Aférrate a Dios

Si has elegido entregar tu vida a Dios, te encontraras con la realidad. Vivir un verdadero cristianismo implica sacrificar muchas cosas, padecer procesos y esperar promesas; Jesús anuncio en su palabra que vendrían tiempos difíciles, de prueba y adversidad. El consejo que nos da el día de hoy es Aferrarnos al padre.

"Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán. Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará. Mas el que persevere hasta el fin, este será salvo." Mateo 24:10-13

Ser parte del camino de Dios muchas veces nos lleva a estar de pie y muchas otras ha caer al suelo. El cristiano tiene estaciones de primavera y de invierno en su fe, es normal tener bajas y altas; lo mas importante es permanecer aun en la sequia espiritual. Sumado a esto tenemos al adversario, que si bien ya perdió contra Jesús desde el momento en el que lo crucificó, busca arrastrar a los que mas pueda al infierno con él. Y esa misma resistencia que vivimos cada día, solo nos confirma que nosotros somos y estamos por propósito de Dios.

"No dejes que gané el desanimo." -Omar Jaramillo

El diablo busca alejar a los hijos de Dios de su plan original, buscando el inminente fracaso en nuestras vidas. Su estrategia es buscar que cometas los mayores errores de tu vida para que termines abortando la misión; usando la culpa, el desanimo y el temor contra nuestra débil fe.

"Satanás es un ser vencido por la Iglesia de Cristo, pero solo si esta bajo la dirección del Espíritu Santo," -Omar Jaramillo

En la biblia encontramos personajes que por una estación de su vida se sentían fuertes espiritualmente, tanto así que se burlaban de Satanás, tal como el profeta Elías. Pero después vemos como los dardos del enemigo en su mente, estando cansado espiritualmente, afectaron tanto su fe que huyo atemorizado a una cueva pensando que moriría (1Reyes 18:27). Jesús mismo paso por lo mismo en el huerto del Getsemaní. Pero se aferro a Dios y logro cumplir su propósito en la tierra (Mateo 26:36).


No es fácil ser cristiano en estos tiempos. Como barcos, anclados al mar. Vivamos anclados al corazón de Dios.

30 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo