Conocimiento Vs Transformación

Hoy en día muchos nos acercamos a las iglesias cristianas buscando algo. Ya sea prosperidad, una pareja o algún tipo de milagro... siempre hay un interés de por medio, pero es necesario resaltar algo: Tu persona necesita cambios. La pregunta aquí es ¿Qué es entonces la iglesia para ti?



El pastor encargado de un rebaño es una persona realmente importante (aun que poco merito a tenido últimamente), normalmente se le ve amando y disciplinando a las ovejas bajo su cuidado (¡Bien ahí!) y a veces cumple con otras funciones como la de un profeta, evangelista, apóstol o maestro de la iglesia. (¡Mucho mejor!) Pero es necesario mencionar sus evidentes diferencias y por que particularmente, el Pastor es vital para la vida de un cristiano.

"Ahora bien, Cristo dio los siguientes dones a la iglesia: los apóstoles, los profetas, los evangelistas, y los pastores y maestros. Ellos tienen la responsabilidad de preparar al pueblo de Dios para que lleve a cabo la obra de Dios y edifique la iglesia, es decir, el cuerpo de Cristo." Efesios 4:11-12

A un Profeta le interesa traer dirección y conocer los tiempos; a un evangelista le interesa ganar almas y hablar sobre las buenas nuevas; a un apóstol le interesa establecer iglesias y cuidar que no sequen; a un maestro le importa ver su conocimiento de la palabra reflejado en las personas... Entonces ¿En que se diferencia un pastor?

Como vemos, todas estas funciones ayudan a que el reino avance y almas nuevas sigan conociendo de Jesús, pero hace falta el toque final: El Proceso de Transformación.


"Ese proceso continuará hasta que todos alcancemos tal unidad en nuestra fe y conocimiento del Hijo de Dios que seamos en el Señor, es decir, hasta que lleguemos a la plena y completa medida de Cristo." Efesios 4:13

¿Qué necesitas tu? Todo es bueno pero... ¿Te has sentido estancado alguna vez? ¿Cómo si en ti nada hubiera cambiado? Esto es por que no has entrado a ningún proceso de cambio. El Pastor con esfuerzo y amor se dedica a esto, ver que las almas alcancen la estatura de Cristo, ¡que Dios haga todo nuevo! Y si eres ese cristiano que esta harto de ser el mismo, la respuesta a tu vida es: ¡Se una vasija en manos de Dios¡ y acepta el amor y la disciplina de tu pastor.


"Pero la vasija que estaba formando no resultó como él esperaba, así que la aplastó y comenzó de nuevo. Después el Señor me dio este mensaje: ¡Oh, Israel! ¿No puedo hacer contigo lo mismo que hizo el alfarero con el barro? De la misma manera que el barro está en manos del alfarero, así estas en mis manos." Jeremías 18: 4-6

31 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo