El Reloj Profético no se detiene

El ser humano vive en dos realidades al mismo tiempo, aun que muchas veces ni siquiera se percata de ello; estas son la realidad natural y la espiritual. Estar atentos en ambas es vital para vivir en la tierra, pero ¿Cuál es el cuadro que vemos? los cristianos están desconectados. Jesús nos esclarece en su palabra sobre como serán los tiempos espirituales para el día de hoy.

"Cuando el Hijo del Hombre regrese, será como en los días de Noé. En esos días, antes del diluvio, la gente disfrutaba de banquetes, fiestas y casamientos, hasta el momento en que Noé entró en su barco. La gente no se daba cuenta de lo que iba a suceder hasta que llegó el diluvio y arrasó con todos. Así será cuando venga el Hijo del Hombre." Mateo 24:37-39

"La gente buena se muere; muchas veces, los justos mueren antes de que llegue su hora. Pero a nadie parece importarle el porqué, tampoco se lo preguntan a sí mismos. Parece que nadie entiende que Dios los está protegiendo del mal que vendrá." Isaías 57:1

Mientras seguimos preocupados en como mejorar las condiciones de vida, de buscar mas comodidad, mas riquezas; el reloj profético no deja de moverse. No es normal que los ministros de Dios, siendo grandes hombres, usados en los dones espirituales, que sin padecer enfermedad mueran a tan temprana edad. Es obvio que el Señor se lleva a esas personas pero la pregunta es, ¿Por que?

Las iglesias de estos tiempos han evitado temas tan importantes como la segunda venida de Cristo, esto sucede porque a pesar de ser cristianos, congregarse cada domingo y publicar en sus redes sobre ello, no son consientes de los tiempos espirituales. Pensamos mas en lo terrenal, conformado y relajados en las vanidades de este mundo. Pero, ¿Qué hay de la dimensión espiritual? ¿Cuáles son los planes de Dios? ¿Y Qué esta sucediendo en los cielos?

¿Quién de los que dicen llamarse cristianos se hacen estas preguntas? La respuesta es que muy pocos, solo que aquellos que tienen los pies en la tierra, pero el corazón en el cielo meditan sobre los tiempos. La realidad es que, si Jesús viniera hoy, muchos de los que asisten a las iglesias y del mundo lamentablemente se quedarían.

"Si, tenemos que vivir una vida natural, pero no deberíamos entregarnos a ella..."- Omar Jaramillo

La pregunta importante que debemos hacernos es ¿Quién de nosotros va a llegar?


"Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar." 1Pedro 5:8

El Señor hoy nos dice "Velad", velad por nuestra salvación. El enemigo lo único que busca es sacarte de los propósitos de Dios; el diablo sabe bien que su futuro final es el infierno, pero lo que intenta hacer en la tierra, es engañar a los que mas pueda para que pierdan el camino.

La problemática del cristiano es que lo único en su mente es vivir bien, comer bien, vestir bien, ganar bien, y no crecer en el espíritu. Tal y como el pueblo de Sodoma y Gomorra en tiempos de Lot, donde su mujer fue un claro ejemplo de tener el corazón fascinado por los deleites de este mundo. Tal y como las personas en tiempos de Noé, donde los únicos que se salvaron fueron él, sus hijos, y las esposas de sus hijos. Tal y como sucede hoy...

"Os digo que en aquella noche estarán dos en su cama; el uno será tomado, y el otro será tomado. Dos mujeres estarán moliendo juntas; la una será tomada, y la otra dejada. Dos estarán en el campo; el uno será tomado, y el otro dejado." Lucas 17:34-36

Mas que todo lo que hay en la tierra, mas importante es tu salvación. ¿Qué debe hacer la iglesia? Con temor y temblor procurar la salvación, santificarnos hoy, limpiar el corazón, estar preparados por que el hijo del hombre vendrá cuando menos lo pensemos. Esforcémonos por ser la novia que el Señor espera ¡Una iglesia Santa!


"Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas, salieron a recibir al esposo. Cinco de ellas eran prudentes y cinco insensatas. Las insensatas, tomando sus lámparas, no tomaron consigo aceite; mas las prudentes tomaron aceite en sus vasijas. juntamente con sus lámparas. Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron. Y a la medianoche se oyó un clamor: ¡Aquí viene el esposo; salid a recibirle! Entonces todas aquellas vírgenes se levantaron, y arreglaron sus lámparas. Y las insensatas dijeron a las prudentes respondieron diciendo: Para que no nos falte a nosotros y vosotras, id más bien a los que venden, y comprad para vosotras mismas. Pero mientras ellas iban a comprar, vino el esposo; y las que estaban preparadas entraron con él a las bodas; y se cerró la puerta. Después vinieron también las otras vírgenes, diciendo: ¡Señor, señor, ábrenos! Mas él, respondiendo, dijo: De cierto os digo, que no oz conozco. Velad pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del hombre ha de venir." Mateo 25:1-13

186 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo