Estamos en Guerra

En medio Oriente se están viviendo situaciones muy difíciles; los conflictos y tensiones han provocado temor, incertidumbre y preocupación, pero hemos olvidado la gran guerra que existe en el mundo entero... ¿Cuál debe ser la reacción del cristiano?

En tiempos de política es difícil decidir por algún posible gobernador, han sido muchas las ocasiones en las que el pueblo ha confiado y ha sido decepcionado (lamentablemente), pero el creyente tiene una gran ayuda ¿Quien? ¡El único que lo escudriña todo! Es así que entendemos que "El cielo tiene la verdad" y nos puede ayudar a elegir... el verdadero problema esta en la falta de interés del hijo de Dios por su nación.

Pregúntese... ¿Cuándo fue la ultima vez que oró por el gobierno? Sin duda debe ser un peso que el creyente debe cargar, pero el liderazgo y destino de un pueblo no es la única guerra en la que el mundo vive. Mas allá delo que podemos ver, existe una guerra espiritual, una guerra por las almas, una guerra mental.


"Por que nuestra lucha no es contra carne y sangre, sino contra principados, contra potestades, contra los poderes de este mundo de tinieblas, contra las huestes espirituales de maldad en las regiones celestiales." Efesios 6:12

Los grupos sociales y la iglesia, están mas opuestos que nunca. Propios cristianos desacreditan a Dios mismo por que los ideales de su corazón han sido trastornados a causa de las corrientes actuales, !Esto es considerado traición al reino de Dios¡


¡Ay de los que a lo malo dicen bueno; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce y lo dulce por amargo! Isaías 5:20

¿Cuál debe ser la reacción del cristiano ante esta guerra?

La respuesta esta en la palabra "Radical" Esto es: no tener en términos medios las convicciones de nuestro corazón. Decidamos pues, el bando que elegiremos por que en medio de las posturas actuales, la confusión de nuestra mente provocara desagrado delante de Dios. Calientes o fríos.

En la biblia encontramos ejemplos de hombres y mujeres de Dios que murieron a manos del mundo pero con las convicciones implantadas en sus vidas. "La verdad jamás salió de ellos aun que ellos partieron del mundo". Esteban (el primer mártir del cristianismo), Juan el bautista (decapitado por no callar la verdad) y Jesús… quien era la verdad misma andando en la tierra, fue crucificado por su propia gente.

¿Qué tenían en común? Eligieron a Dios por sobre las corrientes del mundo, y aunque su final parece aterrador, su galardón fue mayor: Esteban vio la gloria de Dios, Juan el bautista tuvo el privilegio de bautizar a Jesús en vida, y nuestro Señor Jesús fue exaltado sobre todo y todos.

y tu... ¿de que lado estas?

112 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo