• Leticia Zamilpa

Genera

Tú, yo, los humanos en general; fuimos creados con necesidades que diario nos reclaman ser saciadas. Desde la necesidad de ser amados y escuchados, hasta el alimento y el aire que respiramos. Por ello Dios nos ha entregado la capacidad de producir; la pregunta es... ¿Por qué? Si no fuese así, el ser humano no tendría porqué moverse, no se levantaría a buscar alimento, ni a trabajar. Pero esto no es así... En este Blog, hablaremos de la capacidad inmensa del ser humano para generar.



El que No Genera Vive en Ruina


La mayoría conoce una sola forma de generar ingresos para cubrir nuestras necesidades, “trabajar”. Dios nos bendice a través del trabajo, Pero hay un problema con las personas que a pesar de su condición y escasez, les pesa trabajar. Así como David se enfrento al gigante Goliat, muchas veces nos enfrentaremos al gigante de la PEREZA.

Perezoso, ¿hasta cuándo has de dormir? ¿Cuándo te levantaras de tu sueño? Un poco de sueño, un poco de dormitar, cruzar por un poco las manos para reposo; Así vendrá tu necesidad como caminante, Y tu pobreza como hombre armado.

Proverbios 6:9-11

Las personas perezosas se excusan diciendo “no hay trabajo” pero lo que en realidad desean es “esforzarme lo menos de ser posible”, y no les importa la condición en la que se viven ellos y su familia. Además, este gigante suele venir acompañado de la crítica, murmuración y la envidia ¿Hacia quién? Hacia las personas que por su esfuerzo son exitosas.

Si eres un hijo de Dios que esta viviendo de esta forma, tienes que darte cuenta de tu condición. ¡El Señor quiere hacerte despertar!


Aprendamos lo que Dios dijo de Moab:

Quieto estuvo Moab desde su juventud, y sobre su sedimento ha estado reposado, y no fue vaciado de vasija en vasija, ni nunca estuvo en cautiverio; por tanto, quedó su sabor en él, y su olor no se ha cambiado. Por eso vienen días, ha dicho Jehová, en que yo le enviare trasvasadores que le trasvasarán; y vaciarán sus vasijas, y romperán sus odres.

Jeremías 48: 11-12

Pedir un apoyo alguna vez, es válido, recibir un apoyo sin provocar nada, ¡eso es una bendición! Pero estar conectado a una fuente que ya no nos corresponde, es además de vergüenza, un abuso. Tarde o temprano el Señor nos arrebatara esa fuente para que generemos nosotros mismos.


El Secreto Para Generar


Ahora, el esfuerzo físico genera muy poco, hablemos de la forma extraordinaria y de carácter divino que Dios nos enseña para generar. LA GENEROSIDAD.

“Sabes trabajar mucho, pero no sabes dar” - Omar Jaramillo

Hay aquellas personas que tienen una mente diferente, que cada día dan su máximo esfuerzo, pero, no obtienen resultados que cubran sus necesidades; Dios una muestra esta estrategia de reino... Generar espiritualmente es DAR. El camino mas excelente de producir y multiplicar es demostrarle a Dios que no nos pesa darle a él ni a nadie más, por ello nos sugiere el diezmo, la primicia, la siembra, la ofrenda o la honra como formas de generar espiritualmente a favor nuestro. Un ejemplo de ello es la historia de Caín y Abel, ¿Por qué el Señor no aceptó con agrado su ofrenda? ¿Será por que en su corazón había pesadez para ser generoso? En cambio si miramos la historia de Ana, una mujer que entrego al primer hijo que Dios le diera como primicia, a cambio de cumplirle el anhelo de ser madre, notamos como el Señor se agrado de su corazón, y en consecuencia ¡Tuvo 5 hijos más¡

Sin duda la generosidad abre puertas, rompe cielos de bronce, le dice a Dios cómo es nuestro corazón, trae rompimiento, ensanchamiento y provoco un pacto perpetuo con Dios. Y tú... ¿Practicas la generosidad?



6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo