• Leticia Zamilpa

La Fortaleza

La intimidad no es algo publico, se experimenta y vive en lo secreto. La relación que un cristiano tiene con el Padre es una aventura emocionante, nueva, compleja y hermosa; ¡es fresca cada mañana! o de otra forma, como en una amistad o relación de pareja, si no se le dedica tiempo terminara siendo descuidada, lejana y fría.


¿Cuál es el secreto para mantenernos en intimidad con el padre entonces…?



Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. Vestíos de toda armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Por que no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.

- Efesios 6:10-13


Actualmente, el “cristiano” tiene que vivir bajo una normalidad nueva, esta incluye a las redes sociales como una necesidad básica de comunicación (con la escuela, el trabajo, incluso la familia) pero ello ha traído una ola de complicaciones. En lugar de orar en lo íntimo y a puerta cerrada, decide enviar un mensaje con una oración; en lugar de abrir la palabra y escudriñar cada verso, decide publicar algún estado con una frase “confrontante”.


Puede que el cristiano crea que ser “cristiano” es escuchar a montones de personas diferentes con palabras diferentes, todo el día; pero no ser fiel ni vivir ninguna de ellas. ¿Qué está provocando todo esto?


“El cristiano busca palabras que lo levanten de su caída, pero nunca busca fortalecerse para dejar de caer” - Omar Jaramillo

A todas horas, el cristiano es bombardeado de imágenes, ideas, criterios y pensamientos diferentes; que mas que hacerlo sabio, han llenado su mente de confusión y debilitado su espíritu.


Pregúntate ¿Qué tipo de carácter haz tenido últimamente? ¿En que pasas tu tiempo pensando? ¿Cómo esta tu vida espiritual? ¿Te sientes fortalecido?


Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don Dios que esta en ti por la imposición de mis manos.

- 2 Timoteo 1:6


El alimento natural, por mucho que nutra nuestro organismo, no es suficiente para mantenernos fuertes ante toda adversidad. El alimento más excelente para no desfallecer ante los problemas, la tentación, el dolor o el temor: es la palabra de Dios y tener encuentros con él.


Para que la telaraña de ideas y pensamientos que estén en tu mente, te permitan tener paz ¡busca alimento espiritual! Sin duda avivar el fuego será difícil, pero el hijo de Dios se aferra a aquello que probó en la presencia de Dios.


Sin duda es un tiempo donde el enemigo busca sacar a los que más pueda del camino de la fe. Aun que creas que tu condición espiritual no es buena, no dejes de aferrarte a Cristo. Ocúpate en la lectura, vacía la mente, purifícate y fortalécete.




13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo